Hígado de pollo

Alimentos

Descubre cuáles son las propiedades nutricionales que tienen los alimentos

Información general acerca del hígado de pollo

Esta página recopila información sobre las características nutricionales y otras propiedades del hígado de pollo a modo de resumen.

Hígado de pollo

Entre los datos que se ofrecen en esta web puedes encontrar información sobre las proteínas, vitaminas y minerales del hígado de pollo además de otros nutrientes como fibra, calorías o colesterol.

Las proporciones de los nutrientes del hígado de pollo pueden variar según el tipo y la cantidad de la carne, además de otros factores que puedan intervenir en la modificación de sus nutrientes. Recuerda que según la preparación del hígado de pollo, pueden variar sus propiedades y características nutricionales.

Puedes utilizar esta información para conocer el aporte en tu dieta de este u otros alimentos. Esta información te puede ayudar comer mejor peparando recetas con hígado de pollo sanas y nutritivas, sin embargo, la información sobre este y otros alimentos ha sido obtenida de diversas fuentes y podría no ser totalmente exacta por lo que debes consultar a tu médico o un nutricionista antes de comenzar cualquier régimen o hacer cambios drásticos en tu dieta.

En esta página también podrás las características del hígado de pollo con otros alimentos.

Propiedades del hígado de pollo

Entre los alimentos de la categoría de las carnes y derivados que tenemos disponibles entre los alimentos en nuestra tienda o supermercado habitual, se encuentra el .

Este alimento, pertenece al grupo de las vísceras.

A continuación puedes ver información sobre las características nutricionales, propiedades y beneficios que aporta el hígado de pollo a tu organismo, así como la cantidad de cada uno de sus principales nutrientes.

El hígado de pollo es una de las partes del pollo que se encuentra entre los alimentos de uso común. El hígado de pollo puede prepararse al horno, hervido, asado, frito, etc. En muchas preparaciones, los trozos de hígado se combinan con trozos de otro tipo de carne o de los riñones a la hora de prepara alimentos.

El hígado es el órgano responsable de la filtración de todas las toxinas en el cuerpo de un pollo. Cuando compras el hígado de un pollo no ecológico, tienes el riesgo de que este hígado contenga productos derivados de las hormonas y de los antibióticos administrados a los pollos criados de forma convencional. Las toxinas tienden a acumularse en el hígado en mayores cantidades que en cualquier otro órgano, por lo tanto, incluso un hígado orgánico puede contener pequeños restos de toxinas normales que un pollo filtra de los piensos ecológicos. Sin embargo, los pollos no ecológicos en muchas ocasiones están sobrecargados de toxinas. Por lo tanto, comer el hígado de estos animales, puede ser incluso tóxico para los seres humanos, sobretodo cuando se comen crudos.

El hígado de pollo es bueno para nuestra sangre

El hígado de pollo nos ayuda en la construcción de los glóbulos rojos, ya que tiene un alto contenido en vitamina B12. Esta vitamina es necesaria para producir ADN y nuestro cuerpo puede almacenar una determinada cantidad de esta vitamina durante unos años. Por este motivo, tampoco debes comer grandes cantidades de hígado de pollo orgánico para obtener la cantidad adecuada de vitamina B12. Si tu consumo de alimentos consta principalmente de vegetales, deberías tratar de consumir hígado de pollo ecológico una vez al mes o cada pocos meses para asegurarte de no desarrollar una deficiencia en vitamina B12, que te puede causar anemia.

El hígado de pollo es bueno para la piel

El hígado de pollo ecológico tiene un alto contenido en riboflavina o vitamina B2. Esta vitamina ayuda a producir y reparar los tejidos del cuerpo, principalmente de la piel. Comer hígado de pollo hará que tu piel sea más suave y más fuerte para hacer frente a las erupciones y a las escamaciones. También mejorará la salud en general de tus tejidos internos y el interior de tu tracto gastrointestinal.

El hígado de pollo para el colesterol, la hemoglobina y tus glándulas suprarrenales

El ácido pantoténico, también conocido como vitamina B5, es una parte de la coenzima A o CoA y está presente en el hígado de pollo. La CoA ayuda a nuestro cuerpo en la generación de energía y en la síntesis de las hormonas esteroides y el colesterol. La hemoglobina también requiere la CoA para su síntesis y tu propio hígado utiliza esta coenzima para procesar las toxinas de tu cuerpo. El ácido pantoténico también es compatible con las glándulas suprarrenales, que ayudan a nuestro cuerpo a lidiar con el estrés.

Hígado de pollo para la glándula Tiroides

Los alimentos ricos en selenio, como el hígado de pollo, ayudan a la glándula tiroides a mantenerse saludable mediante el apoyo de yodo en tu cuerpo. El yodo ayuda a la glándula tiroides junto a las toxinas a mantener la sangre saludable. Esta sangre afecta a todos los sistemas corporales, ya que los glóbulos rojos son los responsables de la entrega de oxígeno a cada célula.

Nutrientes del hígado de pollo

El hígado de pollo es un alimento rico en vitamina K ya que 100 g. de esta carne contienen 80 ug. de vitamina K.

Este alimento también tiene una alta cantidad de vitamina B12. La cantidad de vitamina B12 que tiene es de 25 ug por cada 100 g.

Con una cantidad de 380 ug por cada 100 gramos, el hígado de pollo también es también uno de los alimentos con más vitamina B9.

Esta carne es muy alta en nutrientes. Además de los mencionados anteriormente, el hígado de pollo es también un alimento muy rico en vitamina B7 (210 ug. cada 100 g.) y vitamina B6 (0,80 mg. cada 100 g.) y vitamina B5 (6,60 ug. cada 100 g.) y vitamina B3 (14,80 mg. cada 100 g.) y vitamina B2 (2,50 mg. cada 100 g.) y zinc (3,20 mg. cada 100 g.), proteínas (22,12 g. cada 100 g.) y hierro (7,40 mg. cada 100 g.).

Entre las propiedades nutricionales del hígado de pollo cabe también destacar que tiene los siguientes nutrientes: 18 mg. de calcio, 0 g. de fibra, 218 mg. de potasio, 3 mg. de yodo, 1,20 g. de carbohidratos, 13 mg. de magnesio, 68 mg. de sodio, 33 ug. de vitamina A, 0,32 mg. de vitamina B1, 28 mg. de vitamina C, 1,30 ug. de vitamina D, 0,40 mg. de vitamina E, 240 mg. de fósforo, 136 kcal. de calorías, 492 mg. de colesterol, 4,70 g. de grasa, 0 g. de azúcar y 243 mg. de purinas.

Beneficios del hígado de pollo

Dada su alta cantidad de proteínas, el hígado de pollo es un alimento recomendado especialmente para el desarrollo muscular. Los alimentos ricos en proteínas como esta carne, están recomendados durante la infancia, la adolescencia y el embarazo ya que en estas etapas, es necesario un mayor aporte de este nutriente.

Su alto contenido en hierro hace que el hígado de pollo ayude a evitar la anemia ferropénica o anemia por falta de hierro. Debido a la cantidad de hierro que aporta esta carne, hace que este sea un alimento recomendado para personas que practican deportes intensos ya que estas personas tienen un grán desgaste de este mineral.

El alto contenido en zinc del hígado de pollo facilita a nuestro organismo la aslimilación y el almacenamiento de la insulina. El zinc que contiene esta carne, contribuye a la madurez en el desarrollo y ayuda en el proceso de crecimiento, además de ser beneficioso para el sistema inmunitario y la cicatrización de heridas y ayuda a metabolizar las proteínas. Al ser rico en zinc, este alimento también ayuda a combatir la fatiga e interviene en el transporte de la vitamina A a la retina.

El tomar el hígado de pollo y otros alimentos ricos en vitamina B2, puede ayudar a superar las migrañas y es beneficioso para mantener una buena salud ocular y de la piel. Los alimentos ricos en vitamina B2 o riboflavina como esta carne, también son útiles para mejorar problemas nerviosos como el insomnio, la ansiedad o el estrés.

El alto contenido de vitamina B3 del hígado de pollo, hace que sea un alimento beneficioso para el sistema circulatorio. Además, la vitamina B3 o niacina puede ayudar a reducir el colesterol. Por su alto contenido en vitamina B3, esta carne es recomendable para combatir enfermedades como la diabetes, la artritis o el tinnitus.

La vitamina B5 o ácido pantoténico, que se encuentra de forma abundante en el hígado de pollo hace que este alimento sea últil para combatir el estrés y las migrañas. El contenido de vitamina B5 de esta carne también hace de este un alimento recomendable para reducir el exceso de colesterol.

La abundancia de vitamina B6, presente en el hígado de pollo y también conocida como piridoxina hace que este alimento sea muy recomendable en casos de diabetes, depresión y asma. Además, la vitamina B6 esta carne ayuda a prevenir enfermedades cardiacas, puede reducir los síntomas del tunel carpiano e incluso puede ayudar en la lucha contra el cancer

La vitamina B7 o biotina, abundante en el hígado de pollo es bueno para mejorar la salud del cabello, las unñas y la piel. Los enfermos de diabetes también pueden beneficiarse tomando esta carne, ya que la vitamina B7 contenida en él, puede ayudar a estabilizar los niveles de azucar en la sangre.

El ácido fólico o vitamina B9 del hígado de pollo, hace de este un alimento muy recomendable para su consumo en etapas de embarazo o de lactancia. Esta carne también puede ayudar a combatir los efectos perjudiciales de ciertos medicamentos que absorben la vitamina B9 y puede ayudar a personas alcólicas o fumadores, pues estos hábitos, ocasionan una mala absorción del ácido fólico.

Las mujeres embarazadas o los bebés en estado de lactancia, pueden beneficiarse de los efectos beneficiosos de esta carne ya que el hígado de pollo tiene una alta cantidad de vitamina B12, también conocida como cobalamina. El consumo de esta carne también puede ayudar a personas con problemas estomacales gracias a su alta cantidad de vitamina B12.

El elevado contenido de vitamina K en esta carne hace que tomar el hígado de pollo sea beneficioso para una correcta coagulación de la sangre. Este alimento también es beneficioso para el metabolismo de los huesos.

Por su alta cantidad en colesterol, esta carne no es recomendable para personas que tengan un nivel de colesterol alto en su sangre.

Tablas de información nutricional del hígado de pollo

A continuación se muestra una tabla con el resumen de los principales nutrientes del hígado de pollo así como una lista de enlaces a tablas que muestran los detalles de sus propiedades nutricionales del hígado de pollo. En ellas se incluyen sus principales nutrientes así como como la proporción de cada uno.

Calorías136 kcal.
Grasa4,70 g.
Colesterol492 mg.
Sodio68 mg.
Carbohidratos1,20 g.
Fibra0 g.
Azúcares0 g.
Proteínas22,12 g.
Vitamina A33 ug.Vitamina C28 mg.
Vitamina B1225 ug.Calcio18 mg.
Hierro7,40 mg.Vitamina B314,80 mg.

La cantidad de los nutrientes que se muestran en las tablas anteriores, corresponde a 100 gramos de esta carne.

Alimentos relacionados con el hígado de pollo

A continuación se muestran algunos alimentos que tienen relación con esta carne. Puedes ver más información sobre ellos haciendo click en su imagen:

Si lo deseas, también puedes comparar el hígado de pollo con otro alimento seleccionándolo en el desplegable a continuación. Una vez seleccionado, haz click en el botón "comparar" y podrás ver una comparativa de las propiedades nutricionales del hígado de pollo y el alimento seleccionado.

Ver más comparativas de nutrientes del hígado de pollo

También te puede interesar...