Soja

Alimentos

Descubre cuáles son las propiedades nutricionales que tienen los alimentos

Información general acerca de la soja

Esta página recopila información sobre las características nutricionales y otras propiedades de la soja a modo de resumen.

Aquí podrás encontrar información sobre las proteínas, vitaminas y minerales de la soja además de otros nutrientes como fibra, calorías o colesterol.

Soja

Las proporciones de los nutrientes de la soja pueden variar según el tipo y la cantidad del alimento, además de otros factores que puedan intervenir en la modificación de sus nutrientes. Recuerda que según la preparación de la soja, pueden variar sus propiedades y características nutricionales.

Puedes utilizar esta información para conocer el aporte en tu dieta de este u otros alimentos. Esta información te puede ayudar comer mejor peparando recetas con soja sanas y nutritivas, sin embargo, la información sobre este y otros alimentos ha sido obtenida de diversas fuentes y podría no ser totalmente exacta por lo que debes consultar a tu médico o un nutricionista antes de comenzar cualquier régimen o hacer cambios drásticos en tu dieta.

En esta página también podrás las características de la soja con otros alimentos.

Propiedades de la soja

Entre los alimentos de la categoría de las legumbres que tenemos disponibles entre los alimentos en nuestra tienda o supermercado habitual, se encuentra la .

Este alimento, pertenece al grupo de las legumbres secas.

A continuación puedes ver información sobre las características nutricionales, propiedades y beneficios que aporta la soja a tu organismo, así como la cantidad de cada uno de sus principales nutrientes.

No se puede negar que la soja aporta muchos beneficios para la salud. Éstos van desde la calidad de las proteínas de la soja, hasta la promoción de la salud de los fitoquímicos, como por ejemplo, las isoflavonas, las saponinas, los fitatos y los polifenoles. A continuación mostramos los principales beneficios para la salud de la soja.

Mejora la salud ósea

Aunque los productos de soja, como la leche de soja y tempeh, no sean una rica fuente de calcio, pueden ayudar a reducir el riesgo de padecer osteoporosis. Varios estudios han sugerido que las isoflavonas de soja pueden ser un factor que ayuda a prevenir la pérdida ósea. La isoflavona de soja, llamada genisteína, parece inhibir la descomposición ósea y puede tener efectos similares sobre los estrógenos en el mantenimiento de los huesos. Un reciente estudio realizado por Pan Wei mostró que los suplementos de isoflavonas de soja, aumentan significativamente la densidad mineral ósea en las mujeres.

La sustitución de proteína animal con la proteína de soja, también puede ayudar a nuestro organismo a prevenir la pérdida de calcio de los huesos. Las dietas ricas en proteínas de origen animal causan más pérdida de calcio a través de la orina. Además, la leche de soja comercial a menudo se complementa con calcio y tofu, por lo que puede contener una gran cantidad de calcio gracias al coagulante de sulfato de calcio añadido.

Reduce los síntomas de la menopausia

Los datos epidemiológicos muestran que las mujeres asiáticas padecen menos sofocos y sudoración nocturna que las mujeres occidentales. La mayoría de los síntomas de la menopausia son causados ​​por los bajos niveles de estrógeno. Los estrógenos juegan un papel en el control de la temperatura corporal. Las isoflavonas de soja pueden causar un efecto similar al estrógeno, controlando estos síntomas de la menopausia, especialmente los sofocos.

Mejora la salud cardiaca

En los países en los que se consume mucha soja, los índices de enfermedades cardiovasculares son relativamente bajos. Las investigaciones sugieren que la soja puede ayudar a prevenir enfermedades cardiacas mediante la reducción total del colesterol, bajando la densidad del colesterol de las lipoproteínas y previniendo la acumulación de placa en las arterias. Todas estas condiciones pueden conducir al infarto o al ataque al corazón. Estos beneficios para la salud, se pueden atribuir principalmente a las isoflavonas de la soja y a las saponinas. La isoflavona de soja, llamada genisteína, puede aumentar la flexibilidad de los vasos sanguíneos, mientras que las saponinas pueden potenciar la reducción del colesterol en la sangre.

Ayuda a prevenir del cáncer

Varios estudios han indicado que un consumo regular de alimentos de soja puede ayudar a prevenir cánceres relacionados con las hormonas, como el cáncer de mama, el cáncer de próstata y el cáncer de colon. Un estudio chino descubrió que la gran ingesta dietética de isoflavonas de soja estaba asociada con un menor riesgo de recurrencia en el cáncer de mama, en mujeres posmenopáusicas con estrógenos y progesterona positivos que habían recibido un medicamento contra el cáncer conocido como anastrozol. Los científicos sugieren que los efectos beneficiosos de las isoflavonas de soja se ejercen su interacción a través de unos receptores de estrógeno y progesterona. Las isoflavonas desarrollan una actividad antiangiogénica, lo que significa que interfiere en el crecimiento de los vasos sanguíneos, una propiedad importante en la lucha contra el cáncer.

Alto contenido de proteínas de la soja

Los productos de soja como el tofu, el tempeh y la leche de soja son alimentos muy ricos en proteínas, tienen una gran calidad biológica, ya que contienen todos los aminoácidos esenciales. Además, los aminoácidos de soja combinan muy bien con los de los cereales, como por ejemplo, el trigo, el arroz y el maíz. La proteína de soja es especialmente importante para los veganos.

Nutrientes de la soja

La soja es un alimento rico en fósforo ya que 100 g. de este alimento contienen 550 mg. de fósforo.

Este alimento también tiene una alta cantidad de vitamina B9. La cantidad de vitamina B9 que tiene es de 240 ug por cada 100 g.

Con una cantidad de 60 ug por cada 100 gramos, la soja también es también uno de los alimentos con más vitamina B7.

Este alimento es muy alto en nutrientes. Además de los mencionados anteriormente, la soja es también un alimento muy rico en vitamina B6 (1 mg. cada 100 g.) y vitamina B5 (1,90 ug. cada 100 g.) y vitamina B1 (0,61 mg. cada 100 g.) y magnesio (220 mg. cada 100 g.) y zinc (4,20 mg. cada 100 g.) y potasio (1799 mg. cada 100 g.), fibra (22 g. cada 100 g.) y proteínas (34,74 g. cada 100 g.).

La soja se encuentra entre los alimentos bajos en colesterol ya que este alimento no contiene colesterol.

Entre las propiedades nutricionales de la soja cabe también destacar que tiene los siguientes nutrientes: 6,60 mg. de hierro, 201 mg. de calcio, 6,30 mg. de yodo, 6,29 g. de carbohidratos, 4,70 mg. de sodio, 63,40 ug. de vitamina A, 0,27 mg. de vitamina B2, 7,90 mg. de vitamina B3, 0 ug. de vitamina B12, 3 mg. de vitamina C, 0 ug. de vitamina D, 1,50 mg. de vitamina E, 39 ug. de vitamina K, 373 kcal. de calorías, 18,30 g. de grasa, 5,67 g. de azúcar y 190 mg. de purinas.

La soja es un alimento sin colesterol y por lo tanto, su consumo ayuda a mantener bajo el colesterol, lo cual es beneficioso para nuestro sistema circulatorio y nuestro corazón.

Beneficios de la soja

Dada su alta cantidad de proteínas, la soja es un alimento recomendado especialmente para el desarrollo muscular. Los alimentos ricos en proteínas como este alimento, están recomendados durante la infancia, la adolescencia y el embarazo ya que en estas etapas, es necesario un mayor aporte de este nutriente.

La soja, al ser un alimento rico en potasio, ayuda a una buena circulación, regulando la presión arterial por lo que es un alimento beneficioso para personas que sufren hipertensión. El potasio que contiene este alimento ayuda a regular los fluidos corporales y puede ayudar a prevenir enfermedades reumáticas o artritis.

El alto contenido en zinc de la soja facilita a nuestro organismo la aslimilación y el almacenamiento de la insulina. El zinc que contiene este alimento, contribuye a la madurez en el desarrollo y ayuda en el proceso de crecimiento, además de ser beneficioso para el sistema inmunitario y la cicatrización de heridas y ayuda a metabolizar las proteínas. Al ser rico en zinc, este alimento también ayuda a combatir la fatiga e interviene en el transporte de la vitamina A a la retina.

Tomar soja, al estar entre los alimentos ricos en fibra, ayuda a favorecer el tránsito intestinal. Incluir alimentos con fibra en la dieta, como este alimento, también ayuda a controlar la obesidad. Además es recomendable para mejorar el control de la glucemia en personas con diabetes, reducir el colesterol y prevenir el cáncer de colon.

La soja, al ser un alimento rico en fósforo, ayuda a mantener nuestros huesos y dientes sanos así como una piel equilibrada ya que ayuda a mantener su PH natural. Por su alto contenido en fósforo este alimento ayuda a tener una mayor resistencia física. Este mineral, contribuye también a mejorar las funciones biológicas del cerebro.

Por su alto contenido en vitamina B1, el consumo de la soja, ayuda a superar el estrés y la depresión. Los alimentos ricos en vitamina B1 o tiamina, como este alimento son muy recomendables en periodos de embarazo o lactancia y también después de operaciones o durante periodos de convalecencia, debido a que en estos periodos hay un mayor desgaste de esta vitamina.

La vitamina B5 o ácido pantoténico, que se encuentra de forma abundante en la soja hace que este alimento sea últil para combatir el estrés y las migrañas. El contenido de vitamina B5 de este alimento también hace de este un alimento recomendable para reducir el exceso de colesterol.

La abundancia de vitamina B6, presente en la soja y también conocida como piridoxina hace que este alimento sea muy recomendable en casos de diabetes, depresión y asma. Además, la vitamina B6 este alimento ayuda a prevenir enfermedades cardiacas, puede reducir los síntomas del tunel carpiano e incluso puede ayudar en la lucha contra el cancer

La vitamina B7 o biotina, abundante en la soja es bueno para mejorar la salud del cabello, las unñas y la piel. Los enfermos de diabetes también pueden beneficiarse tomando este alimento, ya que la vitamina B7 contenida en él, puede ayudar a estabilizar los niveles de azucar en la sangre.

El ácido fólico o vitamina B9 de la soja, hace de este un alimento muy recomendable para su consumo en etapas de embarazo o de lactancia. Este alimento también puede ayudar a combatir los efectos perjudiciales de ciertos medicamentos que absorben la vitamina B9 y puede ayudar a personas alcólicas o fumadores, pues estos hábitos, ocasionan una mala absorción del ácido fólico.

Tablas de información nutricional de la soja

A continuación se muestra una tabla con el resumen de los principales nutrientes de la soja así como una lista de enlaces a tablas que muestran los detalles de sus propiedades nutricionales de la soja. En ellas se incluyen sus principales nutrientes así como como la proporción de cada uno.

Calorías373 kcal.
Grasa18,30 g.
Colesterol0 mg.
Sodio4,70 mg.
Carbohidratos6,29 g.
Fibra22 g.
Azúcares5,67 g.
Proteínas34,74 g.
Vitamina A63,40 ug.Vitamina C3 mg.
Vitamina B120 ug.Calcio201 mg.
Hierro6,60 mg.Vitamina B37,90 mg.

La cantidad de los nutrientes que se muestran en las tablas anteriores, corresponde a 100 gramos de este alimento.

Alimentos relacionados con la soja

A continuación se muestran algunos alimentos que tienen relación con este alimento. Puedes ver más información sobre ellos haciendo click en su imagen:

Si lo deseas, también puedes comparar la soja con otro alimento seleccionándolo en el desplegable a continuación. Una vez seleccionado, haz click en el botón "comparar" y podrás ver una comparativa de las propiedades nutricionales de la soja y el alimento seleccionado.

Ver más comparativas de nutrientes de la soja

También te puede interesar...

Haz click en el siguiente enlace si quieres comprar soja y otros productos relacionados con soja.